viernes, 18 de junio de 2010

Tesoros en la red...

Foto realizada por Sibaris

Este poemario llegó a mis manos dedicado por un amigo de palabras compartidas igual que vosotros, se llama José Antonio Mialdea. Nos conocimos en un foro donde alondra comenzó su vuelo.

Mi impulsividad me llevó a decir que sus poemas me “inquietaban” y es que las palabras que otros crean puedan reflejar lo que aflora en nuestra alma, y en ese momento la mía estaba llena de fantasmas.

Debo confesar que soy lectora voraz de prosa, y pocos eran los autores poéticos que lograban emocionarme; en las diferentes respuestan que ambos fuimos dejando en "El Refugio", así se llamaba el lugar, surgió la curiosidad de leer con ojos nuevos esa formula musical de verter palabras, y es que el poeta del que hablo, tiene el don de abrir una lucecita en los corazones.

Guardo alguna de sus frases:

... “Siempre defenderé que la luz de un poema, su brillo, poco tiene que ver, en muchas ocasiones, con quien lo escribe, sino más bien con el corazón hermoso que lo lee.”…
... “No sólo es el texto el que te aporta a ti, sino que tú también le aportas todo lo que llevas dentro de ti”…

El poemario es pequeño, apenas 62 páginas en edición rústica. La ilustración de la portada está basada en un dibujo de quién les escribe, gracias a la magia de Internet el poeta logró que mis manos volvieran a dibujar unas “manos” intentando interpretar lo que él deseaba.

Tiene una maravillosa presentación de Pere Ballart Fernández que nos pide que no escuchemos como se oye llover, más bien que nos dejemos empapar por sus palabras dejándolas caer sobre nuestro corazón…

En el prólogo Antonio habla de sus vivencias: experiencia y memoria no se pueden entender una sin la otra.

Os aseguro que leer estos poemas es sentir el olor a tierra mojada, el sonido de la tormenta en los cristales, y querer correr bajo la lluvia de la mano de la persona amada…

Para conocer a Antonio Mialdea:

Soñarte así…
Ya sabes que te sueño en los perfiles del mundo.
Allí esperaré tus besos cada tarde.
Soñarte es morir, lo sé, pero no importa.
Morir así es como rescatarme
del sueño de tener que vivir clavado en la memoria,
de aquellos besos -¿recuerdas?- que lloraron
en el aire




El No-Lugar donde te sueño

Alargaré mis brazos como ramas
y con ellos rodearé el mar, tus fantasías
y aquella tarde en que por vez primera
de una gota de agua nació el fuego.
Alargaré mis brazos si me dejas
defender la soledad con que te escribo
cada verso, cada tarde, cada océano
acurrucado en las sombras de tu cuerpo.
Alargaré mis brazos muy callado
y regresaré al mismo silencio donde siempre
te recuerdo las mismas veces que te olvido:
el no-lugar donde te sueño.
Ese no-lugar donde te sueño
es tu voz sobre las olas meciendo la tristeza,
el amor invisible que navega a tu lado
sin apenas rozarte.
La noche que sonríe mientras te hiere
con rituales que recorren la flor de tu cuerpo.
Tu ser-de-vuelo, tu secreto en el mar
ahora se desangra y te abre los labios
para que yo muera en ellos de manera inexacta
como la voz sobre las olas cuando mece tu tristeza
en un tiempo en que tú ni eras todavía.


Nota: este texto es de mi autoría, con algunas variaciones fue publicado en http://unpuentedepalabras.blogspot.com/ y en la página Web saborconestilolatino.

10 comentarios:

  1. Querida Alondra, qué bonita casa tienes!!! Me encanta como lo haces, además los poemas de Antonio son caricias para el alma.
    La magia de tu pluma hará de este espacio un lugarcito muy pero muy especial.

    Un abrazo de osa y un beso enorme. TKM

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Sibaris! todavía no sé hacia donde irán mis vuelos en este lugar, quizás sólo me repita, pero la idea es algo así "al nido de alondra" ¿recuerdas?...
    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  3. precioso ya lo creo es su alma la que habla y su corazontan bello besitos gaviota

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola gaviota! ambas tenemos alma de aves, también tus palabras son hermosas y llegan a nuestro corazón, te deseo mucha suerte con ese libro que vas a publicar: "Sueños de María"
    Dejo algo de uno de tus poemas para quienes pasen por este lugar y no te conozcan.

    ...de plumajes bellos estan creados mis sueños,
    de nacaradas lagrimas mis desesperanzas,
    de amor y palabras mi caminar y mi calma,
    de silencios lo bello que guardo dentro,
    de poesias el alma mia,
    de azules mis paisajes,
    de verdades mis veredas y lares,
    de colores mi paleta de sueños de pintores,
    de sabores el mar con honores,
    de paciencia mi alma recubierta,
    y asi sigue esta poeta
    o hada de sueños y princesas....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. MI querida Alondra: Son unos regalos preciosos los que nos has dejado. Están llenos de musicalidad y sus autores se deberán de tener en cuenta. Entraré a visitar sus blogs en cuanto tenga un momento. Para empezar me los apunto.

    Gracias.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  6. He podido entrar en el de Gaviota pero no he podido localizar a José Antonio Mialdea. ¿Tiene blog?

    Más besos y más rosas.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Malena! hace tiempo que no tengo noticias de Antonio Mialdea, que yo sepa no tiene blog, muchas páginas de google hablan de sus poemas y sus escritos. Simplemente cliquea su nombre en la red y lo comprobarás...
    Espero tus noticias sobre la feria del libro ¿qué tal con El Viejo Roble?
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Muy bonito el texto, escribes muy bien, un placer leerte.
    que tengas una feiz semana.

    ResponderEliminar
  9. ¡Bienvenido Ricardo! simplemente soy una aficionada que necesita verter palabras para no perder el tiempo.
    Un saludo cordial, nos seguiremos leyendo.

    ResponderEliminar
  10. Bello...aunque te contaré un secreto...a mi no me gusta mucho la poesia...soy más de prosa...

    Eso no me impide valorar cuando lees un poema y te llega dentro...

    Un beso

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!